Estrategias de Marketing Digital

 

Una vez entendido qué es el Marketing Digital, toca analizar cómo podemos trabajar con él y para ello, consideramos básico conocer esas estrategias de las que hablábamos y saber dónde desarrollarlas:

¿Cuáles son esas estrategias que podemos realizar?

La respuesta a esta pregunta podría ser infinita. Pueden realizarse tantas acciones y de tantas maneras diferentes, que sería imposible dar una sentencia única. Esta no es una ciencia matemática y aun utilizando diferentes estrategias para un mismo cliente, probablemente, ninguna sería 100% acertada, ni 100% errónea.

En este sentido reina el poder de los gustos y la imaginación, así como por supuesto, de la experiencia. Según nuestro criterio; no hay nada como la prueba/error. Así que no tengas miedo a embarcarte en actividades que busquen el beneficio de tu imagen y el de tus ventas. Por supuesto, con cabeza. No hagas nada sin meditarlo. Intenta ser coherente y piensa antes si puede afectar de alguna manera.

Por nombrar algunas de esas estrategias, mencionaremos: marketing de contenidos, inbound marketing, narrativa visual, e-mail marketing, optimización móvil, social media marketing, etc.

Sobre lo que sí hay que hacer especial hincapié, sea cual sea la estrategia que elijas, es en la planificación. Trabajándola como es debido, podrás rentabilizar tu tiempo y esfuerzo, así como controlar los resultados de una manera mucho más sencilla, que actuando de manera improvisada.

¿Dónde podemos desarrollar nuestras estrategias?

El marketing digital se desarrolla principalmente en el entorno online, el cual nos ofrece una gran cantidad de posibilidades, todas ellas de diversas complejidades, costes y beneficios. Estas herramientas son relativas a criterios de posibilidades, tanto económicas, como de conocimientos y tiempo disponible. Y aunque, en teoría, debería ser beneficioso estar presente en la mayor cantidad posible de ellas, a veces hay que priorizar según nuestras capacidades, sector y objetivos.

A continuación, os ofrecemos un listado de las principales plataformas con las que podríamos trabajar:

Página Web

Es nuestra herramienta principal. La “fachada” de tu negocio y a veces, todo tu negocio. Debes tenerla cuidada, atractiva y actualizada. Con la mayor cantidad posible de información sobre la empresa y sus bienes o servicios ofertados.

Hoy en día, cualquiera puede hacerse su propia página web en sitios como Blogger o Wix, pero tener un diseño atrayente, divertido y profesional puede marcar la diferencia a la hora de la elección de un cliente. Nosotros trabajamos principalmente con plantillas de WordPress, pues consideramos que es la mejor baza para poder dar la mejor relación calidad/precio.

Redes Sociales

Son la manera ideal de llevar tu producto hasta el consumidor, interactuar con ellos y ofrecer la imagen de marca. Son eminentemente inmediatas, por lo que necesitan de actuaciones diarias, variadas y de interés para tus seguidores. No todas las redes sociales son igualmente útiles para todas las empresas, depende mucho del sector, las capacidades y las posibilidades.

Es importante entender que, de nada vale tener una página web perfecta, si no consigues que tus potenciales clientes lleguen a ella. Con las redes sociales, tienes la herramienta perfecta para darte a conocer y seducirlos para que se acerquen a conocer tus productos y servicios.

Blog

Aunque a veces puede confundirse con la propia web, nosotros la entendemos como una sección tan diferenciada y posiblemente independiente a esta, que creemos que necesita trabajarse a parte. En un blog podemos encontrar noticias, opiniones, tutoriales, consejos y prácticamente cualquier aportación de contenido que podamos imaginar.

Este contenido será en muchas ocasiones el receptor del tráfico de las redes sociales, por lo que de su utilidad, así como su originalidad, puede depender gran parte de la visibilidad de tu empresa.

Buscadores (Posicionamiento)

En un mundo donde Google se ha convertido en la principal herramienta para encontrar y conocer todo aquello que necesitamos, colocar a nuestra empresa lo más arriba posible de este buscador se nos antoja básico.

Por desgracia, este trabajo es probablemente el más difícil de todos, si no quiere invertirse en posicionamiento de pago (SEM). Ya que para tener buena presencia de forma orgánica (SEO), es decir, gracias al sistema de rastreo e indexación de Google, hay que mantener una imagen impoluta en diversos frentes: Estructura web, HTML, URL, contenido, link building, etc.

 

Por supuesto, hay otras muchas herramientas con las que trabajar, como puede ser el marketing directo por e-mail, la publicidad mediante banners o las aplicaciones móviles, etc. Pero esas cuatro que hemos desarrollado son, según nuestro criterio, las más básicas y por tanto, las que toda empresa, por grandes o pequeñas que sean, necesitan trabajar para tener una mínima notoriedad en el entorno digital.

Community Mánager 📱💬 Diseñador Web 💻📝 Productor Audiovisual 🎥🎬
Desde 2010 trabajando en Marketing Digital para Autónomos y PYMES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *